• LIBERACIÓN

    Federación Provincial de Drogodependencias.

  • LIBERACIÓN

    Federación Provincial de Drogodependencias.

  • LIBERACIÓN

    Federación Provincial de Drogodependencias.

Aprobada por unanimidad moción presentada en Ayuntamiento de Sevilla por Liberación

MOCIÓN DE URGENCIA QUE PRESENTAN LOS GRUPOS ABAJO FIRMANTES AL PLENO DEL 30/04/2019 EN APOYO A LAS ACTUACIONES EN PREVENCIÓN Y REDUCCIÓN DE DAÑOS EN MATERIA DE ADICCIONES
EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
La Federación Provincial de Drogodependencias “Liberación” es una organización sin ánimo de lucro que surge para agrupar a aquellas asociaciones de la Provincia de Sevilla que trabajan de forma específica en el campo de las drogodependencias. De manera concreta y en la ciudad de Sevilla, queda compuesta por las siguientes entidades y zonas:
Bellavista (LIMAN), Polígono Sur (Alborear), Torreblanca / Palmete (Apredat), Polígono Norte (Liberación), Su Eminencia (Rompe tus cadenas), Tres Barrios (Desal), Polígono San Pablo (ASPAD), Triana (Elige la Vida), Juan XXIII (Brotes), Pino Montano (Alternativa Joven), Macarena (ANTARIS).
Nuestra Federación nace en 1988 como respuesta de las primeras asociaciones de familiares y personas sensibilizadas ante la grave situación que el problema de “la droga”. Estos problemas hacían referencia fundamentalmente a la rápida expansión del consumo de heroína; de las enfermedades asociadas, con el SIDA como principal señal de alarma; y ante la ausencia de recursos públicos que atendieran las necesidades de esta población.
La importancia de los problemas referidos explica que Liberación fuera pionera en España en cuanto a la creación de una federación de asociaciones específicas de drogodependencias. Desde el primer momento los familiares, especialmente las madres, supusieron la fuerza motriz del movimiento asociativo, cuyas actuaciones iban encaminadas a reclamar intervenciones y recursos a las administraciones públicas y a paliar las consecuencias que padecían las personas afectadas y a plantear soluciones para las causas reales del problema.
En este recorrido espacio temporal debemos de reconocer los cambios que a nivel social se han venido produciendo en los últimos treinta años, y entre ellos los cambios en el fenómeno de la Drogodependencia (aparición de nuevos perfiles, nuevas sustancias, nuevas necesidades, reducción de la alarma social, etc.) y cambios en el contexto social y contextual (mayor consumismo, cambio en vías de comunicación con aparición de redes sociales, crisis económicas y cambios en las estructuras sociales) que nos ha obligado a ir adaptándonos a esos cambios.
Pero hay cosas que no han cambiado desde sus inicios:
Entre ellas, el hecho de ser un movimiento con fuerza y base social que informa y solicita a la Administración Pública el papel que tiene y que debería tener el tema de las adicciones.
Pensamos que el ámbito de las adicciones no es considerada como debiera en una ciudad como Sevilla. Prueba de ello son los recursos que se destinan a ello y principalmente la poca atención y lugar que ocupa en agenda y Planes (como puede ser de prueba el actual Plan Local de Salud del Ayuntamiento de Sevilla y más aún en determinadas zonas como Norte donde apenas es mencionada). Las adicciones deben ser consideradas en todos sus efectos como una materia que este Ayuntamiento debe afrontar y considerar como parte de sus objetivos e incluirlas en su trabajo diario.
De manera concreta debemos mencionar la convocatoria Sevilla Sin Drogas destinada a desarrollar acciones de prevención selectiva e indicada y reducción de daños en personas con adicción y grave dificultad social. Esta convocatoria debemos recordar está dotada con 155.000 euros (75% para prevención y 25% para reducción de daños), habiendo sufrido bajada presupuestaria en estos últimos años, donde a pesar de promesas de volver a dotarla con mayor recurso se ha mantenido en esta cuantía, con la cuál os podemos asegurar que se hace realmente complejo llevar acciones con la calidad y dignidad necesarias, en todos los barrios de nuestra ciudad.
A ello, habría que sumarle unas bases cambiantes en los últimos años y cuanto menos complejas que dificultan hacer programas sencillamente con lógica y sentido común, y por supuesto, unos plazos de resolución que hace peligrar no solo la atención en nuestros barrios con programas que se realizan con pocos recursos, (tan “solo” con voluntariedad, profesionalidad y la firme convicción de que no se puede dejar de realizar esta necesaria labor) si no entidades abocadas a situación desesperadas que en algunos casos han llevado a su cierre.
Debemos informar que debido a esta situación en barrios como San Jerónimo no tenemos hoy día representación, habiendo tenido que cerrar “Por un Futuro de Esperanza” tras muchos años realizando una intachable labor en materia de adicciones en su zona. Desgraciadamente a día de hoy tenemos asociaciones en situación agónica en zonas donde esta labor es más necesaria y urgente. Esperamos y pedimos favorezcan bases, plazos y recursos de esta Convocatoria para no tener que volverles a informar del cierre de otra entidad que sin duda favorecerá el desarrollo de problemas adictivos en aquella zona que quede desprotegida de una red comunitaria de trabajo en este sentido.
Recordarles que la edad de consumo ha bajado, que el consumo experimental va en aumento conllevando riesgos de consumos problemáticos, repuntes de ciertas sustancias como la heroína y el inexorable aumento y problema a que nos llevarán las adicciones sin sustancia y en particular el juego. Puntualizar que en sus calles tienen bastantes más casas de apuestas que entidades o recursos que enseñen y doten de herramientas para evitar problemas adictivos y consumos responsables.
Les decimos con total seguridad que en esta resolución de Sevilla Sin Drogas 2019 habrá de nuevo entidades y barrios que se queden sin dotación en esta
convocatoria para realizar acciones preventivas, ya que dotar con el 100% a aquellas entidades más puntuadas con esta cuantía hará que entidades que vienen participando en esta convocatoria se queden fuera peligrando programas y acciones de continuación y largo recorrido especialmente en los barrios más marginados.
Es por ello que se solicita a este Pleno

ACUERDO

PRIMERO.- Apostar de manera sólida las actuaciones de prevención y reducción de daños en materia de adicciones y que esto se materialice en la agenda, planes y objetivos de este Ayuntamiento, ciudad y de su política y entenderla como una materia que le incumbe
SEGUNDO.- Dotar con recursos razonables y suficientes la Convocatoria Sevilla Sin Drogas y asegurar que existan unas bases y presupuesto que permitan no dejar fuera a entidades que llevan años realizando una labor fundamental en nuestra ciudad, mejorando los plazos de la convocatoria, evitando, por ejemplo, que las resoluciones salgan a final de año, cuando los proyectos están finalizando creando serias dificultades para realizarlos y justificarlos.
TERCERO.- Apoyar aquellas entidades de zona o barrios, que hacen una labor adaptada a su entorno, desde el trabajo comunitario, contando con base social y de manera cercana, además de protegerlas, escucharlas y atenderlas en momentos delicados garantizando su existencia y labor.

En Sevilla, en la fecha indicada en el pie de firma

Y la realidad superó a la ficción

Hace dos días exactos nos encontramos con esta noticia:
Queremos desde Liberación y la Mesa de Sensibilización y Denuncia exponer esta situación que entendemos como una violación de los Derechos Humanos y sometimiento de personas en privación de libertad a través de un articulo donde Maria Luisa Diaz Quintero analiza y evidencia estas prácticas:
Y la realidad superó a la ficción
No salgo de mi asombro desde que fui conocedora de la noticia: “Un grupo de personas presas de los centros penitenciarios de Huelva y Córdoba habían sido utilizadas, durante los años 2016 y 2017, para llevar a cabo un “experimento” y conocer el área del cerebro relacionada con la agresividad y, por medio de estimulación eléctrica, intentar disminuir los niveles de dicha agresividad…” Todo ello, dentro de una investigación universitaria, al parecer para una Tesis Doctoral…
Y aunque preferí esperar unos días y no hacer valoraciones al respeto en caliente, mi ofuscación, lejos de calmarse, ¡fue en aumento!
Por más vueltas que le doy al “asunto”, no consigo encontrar el marco normativo que ampare tal indignidad y tal vulneración de los más esenciales derechos fundamentales de las personas presas, ni las razones éticas que pudieron llevar tanto al Ejecutivo anterior como al actual, a autorizar “experimentos” de tal calibre.
El derecho a la vida, a la integridad y a la salud de las personas internadas en Centros Penitenciarios constituye una obligación que la Administración penitenciaria debe garantizar. Esta obligación es un mandato legal recogido en nuestra Constitución, LOGP y Reglamento penitenciario, entre otras. Mandato legal que en este caso, se me antoja, ha quedado en papel mojado…
El director y defensor de este proyecto considera que la corriente eléctrica a la que son sometidos es muy baja y que no produce daño físico, tan sólo se nota calor en la piel, y que como resultado de someterles durante tres días a estas corrientes eléctricas disminuyeron, parece ser, la violencia verbal, física, rabia y hostilidad… pero manifiesta que no se sabe si los efectos serán a largo plazo…
Y yo me pregunto: afirma que no producen daño físico, ¿cómo lo sabe? ¿Es que ellos mismos han experimentado esas corrientes eléctricas? La barrera del dolor es tan variada como personas existen en nuestro planeta. ¿Y daño mental, se conoce este extremo? ¿Y dónde dejamos el daño moral? Y me sigo preguntando: ¿se conocen los efectos secundarios de este “experimento”? ¿Es relevante y real tal disminución o es consecuencia del adormecimiento de la descarga eléctrica?
Mi indignación, conforme avanzo en estas letras, aumenta al empatizar con esas personas “voluntarias” hasta el punto de sentirme tremendamente humillada. Ahora resulta que nuestra población penitenciaria será utilizada como “conejillos de Indias” sin medir las consecuencias… Total, no perderemos nada, son personas que cumplen condena por cometer un delito y además se han ofrecido a participar “voluntariamente”…
¿Acaso pretenden hacernos creer que una persona presa puede otorgar consentimiento libre y voluntario estando bajo la custodia de una maquinaria en posición de superioridad como es la Administración Penitenciaria?
Llegados a este punto, es el momento de recordar qué entendemos por consentimiento informado y recomendarles la lectura de la Declaración de Helsinki, promulgada en 1964 por la Asamblea Médica Mundial, que ha ido evolucionando a lo largo de estos años y que resalta la importancia del consentimiento voluntario.
El consentimiento informado debe cumplir cuatro premisas:
  • capacidad del individuo para prestarlo;
  • voluntariedad sin que exista persuasión, manipulación o coerción;
  • información del estudio, riesgos, beneficios y efectos secundarios;
  • y por último comprensión de la información facilitada.
El carácter voluntario del consentimiento queda vulnerado desde el momento en el que es solicitado por personas en una posición de autoridad y sin que le queden muchas opciones para rechazar, reflexionar o decidir libremente. Y este es el caso que nos ocupa, una persona bajo custodia de la Administración penitenciaria carece del principio más relevante de este consentimiento, cual es la autonomía de ser libre en la adopción de su decisión.
En estos momentos, este experimento ha sido suspendido a la espera de un Informe de Salud Penitenciaria que indique si debe continuar o ser eliminado definitivamente. Y el Defensor del Pueblo ha iniciado una investigación de oficio.
Pero me preocupa que nadie, hasta este momento, se haya cuestionado la realización de este “experimento con personas”, desde el Ministerio del Interior, Subdirección General de Sanidad Penitenciaria, personal sanitario de los Centros Penitenciarios afectados y una larga lista de personas de las que diariamente depende nuestra población penitenciaria. Y que en lugar de autorizar estos experimentos no se planteen la dotación suficiente de recursos materiales y humanos a los Centros penitenciarios para dar cumplimiento a nuestro art 25.2 de la Constitución Española, consiguiendo la efectiva resocialización y reinserción de las personas privadas de libertad. Y que se promuevan el uso de medidas educadoras alternativas a la prisión, así como el uso de la mediación y la justicia restaurativa.
Y como reflexión final y autocrítica, me desasosiega que como profesionales de este ámbito hayamos sido ajenos a estas prácticas y no hayamos sido capaces de detectar tal “experimento”. ¿Cuántas sorpresas nos quedan por descubrir? ¿Cuántos elementos de la vida penitenciaria se nos escapan?
Nos queda mucho trabajo por delante…
Mientras, que alguien me diga en qué siglo desperté…
Mª Luisa Díaz Quintero
Vocal de la Subcomisión de Derecho Penitenciario del Consejo General de la Abogacía Española

El camino es divertido si hay pasos colectivos

Hoy empezamos una actividad con mucha ilusión. UN MILLÓN DE PASOS donde varias entidades federadas colaborarán en una misión: 

Queridos y queridas Caminantes:

 

 Ya ha llegado el momento de conocer cuál será la compleja misión de la que formareis parte: Conquistar el Monte Gurugú.

Este Monte hasta ahora, ha sido conocido por haber acogido a numerosas batallas y enfrentando a personas por tener religiones o pensamientos distintos.

Ya estamos cansados/as de que las diferencias nos separen cuando son muchas más las cosas que nos unen. Estamos hartos/as de que en los libros de historia se hablen de conflicto y no de paz e igualdad. Es por ello, que queremos reivindicarnos y tomar el monte Gurugú para difundir este mensaje.

Pero no será fácil caminantes… Para ello necesitaremos un millón de pasos. Pero no estáis solos!!! Debéis conocer que habéis sido seleccionadas personas de todo tipo y edades para cumplir esta misión. Pero ¡ojo! Que para este camino no vale cualquier personas, pues os enfrentáis a diversos retos que deberéis enfrentar con compañerismo, solidaridad, valor y buen rollito en general.

Cada semana tendremos como objetivo llegar a un campamento base. Para ello, tendremos que ejecutar una serie de pasos y cumplir una serie de retos que se presentarán en el camino. No queremos que piensen que desconfiamos de nuestros/as caminantes, pero deberéis contad vuestros pasos y hacédnoslo llegar junto a pruebas que dejen ver vuestros valores, como pueden ser fotos chulas o lo que vuestra imaginación os permita. Seréis informados/as en cada campamento de los objetivos semanales y como transcurre esta intrépida misión.

La conquista y puesta de bandera se efectuará el 27 de Abril, según el calendario previsto.

Para esta semana vuestro objetivo simplemente es calentar, comenzar la misión y empezar a caminar. 

RECBIREIS NOTICIAS…

SIGUE ESTA ACCIÓN A TRAVÉS DE FACEBOOK: Federación Liberación 

Más artículos...

Conocenos

Servicios

Donde trabajamos con ilusión. Aquí podréis saber de qué se trata.

Saber más

Conocenos

AISOL

Incoporación socio-laboral de personas en situación o en riesgo de exclusión social

Saber más

Conocenos

Contacta

Habla con nosotros, nos encantará escucharte.

Saber más

Puedes contactar con nosotros

Federación Provincial de Drogodependencias

Puedes escribirnos desde aquí:

Redes Sociales

Facebook: Federación Liberación

Instragram: @fliberacion